La entrada en vigencia de la nueva Ley del Estatuto de la Función Pública, dictada por el Presidente de la República en 2001, nunca se materializó, debido a que la nueva Asamblea Nacional la reformó en un par de oportunidades para corregir ciertas impresiciones jurídicas que podían atentar con algunos derechos absolutos de los funcionarios públicos, como es el caso del derecho a la protección a la maternidad, entre otros.
Finalmente, para el año 2002 entra en Vigencia la actual Ley del Estatuto de la Función Pública adaptada al mandato Constitucional que establece el Concurso Público como requisito indispensable para aspirar a ingresar a un cargo de carrera en la Administración Pública y así proporcionarle la estabilidad al funcionario público en el ejercicio de sus funciones, separando de esta forma el empleo público del régimen laboral.

No obstante, los funcionarios públicos actualmente poseen un conjunto de derechos que son propios de la legislación laboral venezolana, como es el caso del derecho a la sindicalización, la negociación colectiva y el derecho a la huelga.
Así mismo, la ley prevé un régimen especial para los contratados temporalmente por la Administración Pública. Cuestión que, en opinión de quien suscribe, fue un terrible error ya que esto significó una vuelta atrás, cuando el régimen de la antigua Ley de Carrera Administrativa se vio sumergida en un mar de contratados que prestaban servicios para la Administración Publica amparados por la estabilidad laboral de la Ley Orgánica del Trabajo, aun cuando desempeñaban funciones que eran propias de la función pública.

Actualmente, la Administración Pública Nacional padece de la misma situación, con el añadido de que los contratados desempeñan funciones públicas y superan en mayoría a los funcionarios de carrera.

Si bien es cierto que esta Ley constituyó toda una novedad y superó el antiguo régimen de carrera administrativa, al recoger en un solo marco jurídico todo lo relativo a la función pública en el ámbito nacional, estadal y municipal bajo un sistema de régimen de personal (ingreso, clasificación, deberes, derechos, prohibiciones, retiro, régimen disciplinario y el recurso contencioso administrativo-funcionarial), hoy en día se hace necesario hacer una revisión.

Por Jaime Poncenoviembre-2016-4

¿Deseas conocer más sobre el tema de la función pública?

descarga  el Ebook: 

Guía para conocer los deberes y derechos del Funcionario Público

guia-del-f-p

En esta guía usted comprenderá todo lo atinente al régimen legal

que sustenta al empleado que labora en la Administración Pública.

                 

Presiona Aquí para descargar el ebook 

Anuncios